mimo danza

mimo danza

Trabajando el MIMO como lenguaje de la acción, comparto propuestas con estilos y estéticas DIFERENTES:

MIMO CLÁSICO: juegos y show para todas las edades, interacción a partir del juego y la comunicación corporal. Dirigido a todo publico.

MIMO TANGO: Show que combina técnicas de la danza tango ( Tango escenario y Tango de salón) con el Mimo (personaje, acción, situación) particular para eventos, festejos, milongas.

MIMODANZA: Investigación del movimiento corporal a partir de conceptos y herramientas especificas del Mimo como lenguaje de Acción. Aportes imprescindibles del Mimo como "comunicador corporal" para cualquier arte escénica. Clases, espectáculos y performances.


CONSULTAS: nuriamimodanza@gmail.com



consultas 1561798055

consultas 1561798055

viernes, 29 de marzo de 2013

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE ARTE TEATRO Y MIMO (de Nuria Schneller)

                                 NOTA SOBRE POTENCIALIDAD DEL TEATRO
. La obra como resultado es una instancia de la que no debemos olvidarnos ni renegar en el circuito de teatro independiente. Ante la revalorizacion de los procesos creativos  y seguramente alguna  reaccion al teatro como producto, una ola de “work in progress” se desplego como categoría en si misma, en salas, ciclos, festivales de teatro, danza y artes escenicas. Esto por un lado y muy ciertamente permite que el acto en  escena se legitime como parte de la construccion de una obra, aunque estoy vislumbrando un aspecto negativo que quiero compartir desde mi experiencia personal como interprete pero tambien como espectadora: es interesante y enriquecedor ver procesos de trabajo. Pero mas lindo, gratificante y necesario es ver resultados del trabajo. Cuando existe la representacion o presentacion de una obra, esa instancia es un resultado en si mismo, pero si ademas la obra resulta en carne y alma de un proceso creativo de busqueda y trabajo el teatro evidencia su potencial de ser y trascender.
El teatro en tanto arte escenico puede ser inapelable y alli reside su verdadero poder, desde mi punto de vista, que precisa pasion y dedicacion para construirse y cuando se logra es inapelable y entonces poderoso.
El degustamiento en los procesos creativos creo que  sera bienvenido siempre y cuando el “work in progress o Trabajo en proceso” no nos relaje de la posibilidad de ser intensos en la propuesta, cuidar, para proteger esa instancia que sirva verdaderamente para construir teatro como una fuerza viva que puede madurar aunque los procesos sean largos.  Es desde esa madurez desde donde el teatro puede sembrar, cosechar, ser y crecer.
 Quiero decir que tan integro puede ser el Teatro, el arte en si y tan cierto tambien que una experiencia asi merecera siempre intentar concebirla. Intentar y concebirla.  En un mundo que tiende a la vulgaridad, el menosprecio, la mediocridad por todos los medios, pensar factiblemente un teatro optimo en relacion a los anhelos de la creación es necesario y vital. La experiencia demuestra que es posible ese teatro, existe en salas, pequeños escenarios, galpones y espacios a veces inimaginados. Cuando este teatro sucede simplemente sucedemos en él…como si “la realidad” dudara de sí misma y fuera espectadora de nuestra experiencia de teatro/vida…
2014

NOTA SOBRE EL MIMO O ARTE DE LA ACCIÓN.
El referente de Mimo mas popularizado es Marcel Marceau. A pesar que Marceau trabajó con una gama de estilos de mimo (números mas abstractos o mas dramáticos o números grupales) su referencia quedo fuertemente ligada a ciertos aspectos de su trabajo. La remera a rayas, la lágrima en el ojo, la evocación de la pared se transformaron en los clichés del mimo mas que en herramientas del artista mimo.
Anterior a Marceau y maestro del gran mimo, aunque mucho menos difundidas sus ideas sobre este arte, fue Etienne Decroux, Maestro de maestros.
Otro alumno de Decroux fue el mimo argentino Angel Elizondo. En el esquema “Apuntes sobre la historia del mimo” de su escuela  se explica que el mimo es “el arte de la acción”.
El concepto Acción como definitorio de lo que hace a un Mimo, se basa en las ideas de Decroux plasmadas en  su gimnasia de estilo y gramática corporal y objetivadas en el único libro que escribió “Paroles sur le mime” (Palabras sobre el mimo).
La acción se realiza (tal como objetivó Elizondo) en función de un objetivo.
Por eso el cuerpo del mimo se va organizando en función de esos objetivos y no solo en base a una forma o a una estética. Decroux escribió este libro en 1972, comparando su Mimo Corporal, particularmente con la danza clásica.
Su influencia en la importancia que da a la manera de trabajar y  de significar el cuerpo en la escena teatral no solo es generalmente ignorada, sino que, a mi parecer sigue siendo vanguardista….
 Trabajar en el Mimo es trabajar en el cuerpo como discurso corporal (partes, líneas, tonos musculares, relaciones, dinamismos… que se organizan en función de un mensaje. A los mimos no nos limita la palabra, priorizamos la expresión y la comunicación corporal. Las potencialidades de este arte están a la luz para cualquiera que quiera ver un poco mas allá de lo estereotipado.
                                           2013                                                                


No hay comentarios:

Publicar un comentario